Nuestro proceso exclusivo Cold Confit®

24.6K

Para preservar el sabor natural de la fruta, utilizamos una técnica de conservación en frío a baja presión a la hora de elaborar nuestros confitados. Este proceso tecnológico nos permite garantizar un producto de primera calidad, con la cantidad justa de azúcar, manteniendo sus cualidades organolépticas y potenciando el sabor.

El proceso Cold Confit® paso a paso

  1. Fruta cortada y congelada.
  2. Cocción en agua a 90 °C.
  3. Retirada del agua.
  4. Adición del almíbar a 80 °C.
  5. Aplicación de vacío* durante 15 minutos a la fruta dentro del almíbar. En este punto del proceso la temperatura es de 75 °C.
  6. Reposo en atmósfera ambiental con el mismo almíbar. En este punto del proceso la temperatura ha disminuido hasta los 60 ºC.
  7. Extracción del almíbar.
  8. Envasado manual de la fruta. Los cortes de fruta se colocan de forma ordenada para mantener la forma y la calidad óptima del corte.
  9. Sellado de las barquetas de forma automatizada, aplicando la técnica del vacío y gas nitrógeno para evita la oxidación de la fruta. Se elimina todo contacto de ésta con el aire.

*El vacío provoca un proceso de ósmosis que permite la absorción justa del azúcar por
parte de la fruta. De esta manera mantiene su frescor y textura tierna.

La reducción de días de confitado evita un exceso de calentamiento de la fruta y en consecuencia obtenemos un sabor más fresco que en la fruta confitada tradicional.

Nuevo packaging: barqueta más resistente y sostenible

  • Barqueta de polipropileno inyectado con alta resistencia a los golpes y a la temperatura.
  • Permite servir el producto en condiciones óptimas y sin roturas.
  • Capacidad para 3 L.
  • Material 100% reciclable.
  • Apta para lavavajillas y microondas.
  • Resiste la congelación.
  • Reutilizable: Vuelve a utilizarla para almacenaje y conservación de alimentos.
  • Medida Gastronorm estandarizada.

La fruta confitada Cold Confit®

Con la aplicación de la técnica Cold Confit® a la fruta conseguimos un confitado con más protagonismo de su sabor original (menos dulce), con un color más vivo y conservando más aromas que un confitado tradicional. Con ello mejoran las características organolépticas del producto.

  • SABOR: Más intenso a fruta.
  • TEXTURA: Al dente, una textura más fina y blanda.
  • COLOR: Más brillante, vivo y transparente.
Close
Sosa Ingredients © Copyright 2023. All rights reserved.
Close